GISGIS Global Mediterránea

GIS o SIG es un Sistema de Información Geográfica. Gracias a la tecnología podemos capturar, analizar, gestionar e interpretar infinidad de datos con un componente geográfico. Eso permite interpretar relaciones, patrones o tendencias, lo que ayuda a resolver problemas complejos de gestión, planificación y desarrollo, y tomar mejores decisiones.

¿Cómo funciona?

El GIS funciona como una base de datos con información geográfica. Es un conjunto de herramientas que integra y relaciona diversos componentes: usuarios, hardware, software y procesos. El sistema permite separar la información en diferentes capas temáticas y las almacena independientemente. Eso permite trabajar con ellas de manera rápida y sencilla. Y facilita al profesional la posibilidad de relacionar la información existente a través de la topografía geoespacial de los objetos. Así se genera otra información nueva que no podríamos obtener de otra forma. Además, la tecnología permite manejar una gran cantidad de datos para interpretarlos. Incluso aquellos que de otra forma pasarían desapercibidos.

¿Cuál es el sistema de trabajo de un GIS?

El funcionamiento de un GIS pasa por las siguientes fases:

  • Entrada de la información en el sistema.
  • Almacenamiento y actualización de las bases de datos.
  • Análisis e interpretación de los datos georreferenciados.
  • Salida de la información en forma de mapas, planos, gráficos o documentos.

La mayor utilidad de un GIS es su capacidad para construir modelos o representaciones del mundo real a partir de las bases de datos digitales. Estos modelos se convierten en una valiosa herramienta para analizar fenómenos que tengan relación con tendencias y así establecer los diferentes factores influyentes. Eso permite resolver una serie de cuestiones de manera más ágil y eficaz:

  • Localización. Analizar las características de un lugar concreto.
  • Condición. Al sistema se le puede pedir buscar un lugar que reúna unas ciertas condiciones.
  • Se puede comparar situaciones temporales o espaciales. Y también conocer la variación de algunas características a lo largo de un periodo concreto.
  • Se puede calcular las rutas más óptimas entre varios puntos.
  • El GIS permite detectar pautas espaciales y las relaciones entre diversas variables.
  • Se puede simular acontecimientos o fenómenos y generar un modelo de lo que puede ocurrir.

¿Donde se utiliza?

El GIS es muy versátil. Por ello su campo de aplicación es muy amplio. Por ejemplo, estos sistemas se utilizan para la gestión de emergencias, realizar predicciones de tráfico o planificación de rutas, comprender tendencias de consumo, analizar áreas de riesgo de materia de seguridad, visualizar poblaciones vulnerables en temas de salud, prevenir el cambio climático… incluso para la arqueología. Las opciones son infinitas.

Por ello cientos de miles de organizaciones, prácticamente en todos los campos, utilizan GIS. A la información que ofrecen hay que añadir otros beneficios como el incremento de la eficiencia y la eficacia en la empresa, así como la mejora de la productividad.

Los Sistemas de Información Geográfica resultan ser una herramienta imprescindible para la gestión de datos cartográficos y alfanuméricos. Gracias a nuestros ingenieros expertos en GIS, desde Global Mediterránea podemos generar un producto personalizado y óptimo para la explotación y análisis de los datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario